BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Mi espacio personal

Una diseñadora industrial, graduada de una universidad de Singapur, fue desafiada a encontrar la solución a un problema habitual utilizando solamente objetos comunes y corrientes. Entonces, creó un chaleco para impedir que las multitudes invadan el espacio personal al viajar en trenes y autobuses públicos. El chaleco estaba cubierto de pinchos de plástico, largos y flexibles, que suelen usarse para evitar que aves y gatos ataquen las plantas.
Jesús sabía lo que significaba perder el espacio personal en medio de las multitudes desesperadas por verlo y tocarlo. Una mujer que había padecido de flujo constante durante doce años y que no encontraba cura, tocó el borde de su manto. De inmediato, el flujo de sangre cesó (Lucas 8:43-44). Que Jesús preguntara quién lo había tocado (v. 45) no es tan extraño como parece, ya que sintió que había salido poder de Él (v. 46). Aquel toque era diferente a los que recibía de manera accidental.
Si bien debemos admitir que a veces deseamos mantener nuestra privacidad, la única manera de ayudar a un mundo lleno de personas dolidas es permitir que se acerquen lo suficiente como para que les brindemos un toque del ánimo, consuelo y gracia que Cristo nos ha dado.

Señor, al estar en contacto con otros, que te vean a ti.


Escrito por:   Escritores de Nuestro Pan Diario    Fecha de publicación  3/14/2016 10:22 AM
Número de visitantes  1411


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad