BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Sorprendido por la Gracia

… fui hecho ministro por el don de la gracia de Dios… (Efesios 3:7).

Una mujer se quedó dormida en el sofá después de que su esposo se fue a acostar. Al rato, un intruso entró a hurtadillas en la casa por una puerta que habían dejado abierta; fue a la habitación donde dormía el hombre y cargó el televisor. En ese momento, el hombre se despertó y, al ver una figura, susurró: «Querida, ven a acostarte». El ladrón, asustado, dejó el televisor, tomó un montón de dinero del tocador y salió corriendo.

Seguramente, el ladrón se sorprendió cuando descubrió que el supuesto dinero era una pila de folletos evangelísticos, con la foto de un billete de veinte dólares de un lado y el mensaje del amor y el perdón de Dios del otro. En lugar de efectivo, el intruso se llevó la historia de la obra de Cristo por él.

Me preguntó qué pensó Saulo cuando Jesús se le apareció en el camino a Damasco, ya que perseguía e, incluso, mataba a sus seguidores (Hechos 9:1-9). Es probable que la gracia de Dios lo haya sorprendido porque, más tarde, siendo ya Pablo, lo definió como un «don»: «fui hecho ministro por el don de la gracia de Dios que me ha sido dado según la operación de su poder» (Efesios 3:7).

¿El don de la gracia de Dios te ha sorprendido en algún momento con su amor y perdón?

Señor, gracias porque, a pesar de mi pecado, me brindas tu amor.

Escrito por:   Escritores de Nuestro Pan Diario    Fecha de publicación  3/30/2016 2:47 PM
Número de visitantes  3643


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad