BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
No nos cansemos de Dios

Mateo, a través de su evangelio, abrió las cortinas autobiográficas de la vida de algunos de los hombres que estuvieron más cerca de Jesús: Pedro, Santiago y Juan. En la que fue una de las noches más dolorosas de su vida, Jesús llevó a sus seguidores con Él a un lugar llamado Getsemaní. Allí anhelaba que sus seguidores hicieran vigilia y oraran con Él. Tres veces, cuando regresó a ellos desde su lugar de oración, Jesús descubrió que habían sido víctimas del «sueño de Getsemaní». Estaban demasiado exhaustos como para ejercitar su privilegio y responsabilidad de la oración.
Su falta de oración era más que el solo hecho de sentirse somnolientos luego de una gran cena. Para ellos, la incapacidad de mantenerse en oración fue causada fundamentalmente por sus limitaciones emocionales y físicas. Pedro dijo: «Jamás te negaré.» Todos los discípulos dijeron también lo mismo (Mateo 26:35). Y sin embargo, su confianza en sí mismos no pudo vencer su humanidad. Mateo registra las palabras de Jesús: «Velad y orad para que no entréis en tentación» (v.41).
La falta de oración ya se había infiltrado en sus vidas antes de que se descubriera que no oraron en Getsemaní; cuando se les encontró durmiendo fue cuando se reveló.
Cuando dependemos de nuestra propia fuerza, de nuestros propios recursos y de nuestras conexiones más que de Dios, nos volvemos víctimas de la falta de oración. Isaías dice que la falta de oración ferviente es una señal segura que nos hemos cansado de Dios.Esto le sucedió al pueblo de Isarel y el Señor le dijo: «Pero no me has invocado, Jacob, sino que te has cansado de mí, Israel» (Isaías 43:22).
Mostrémosle a Dios que no nos hemos cansado de Él al dedicar un tiempo especial a la oración y depender de Él para tener sabiduría y poder en nuestra vida.

Hoy acerquémonos a Dios y disfrutemos de Su presencia. Estimado hermano(a) te invitamos en la próxima hora a orar en el programa el Altar Familiar. Programa que conduce uno de nuestros locutores. Si tienes motivos de oración puedes enviarlos a esta dirección electrónica: red@bbnmedia.org


Escrito por:   Escritores de Nuestro Pan Diario    Fecha de publicación  4/27/2017 1:33 PM
Número de visitantes  6329


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad