BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
La Firmeza de la Fe

“Por lo cual asimismo padezco esto; pero no me avergüenzo, porque yo sé a quien he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día” (2 Ti. 1:12).
Las dificultades del alma provienen muchas veces de lo superficial de nuestras convicciones. Generalmente el creyente cree en las verdades de la Palabra, en las promesas de Dios, pero todas estas cosas, aunque importantes, se convierten en asideros que no logran hacernos permanecer firmes en medio de las pruebas, las dificultades y la inquietud de la vida.

Pablo vivió rodeado de conflictos. Permíteme recordarte algo de su propio testimonio: “De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno. Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar; en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez” (2 Co. 11:24-27).

Cuando escribe el versículo de hoy, está en una celda, esperando la ejecución de su sentencia a muerte. De los amigos que le acompañaron en otros tiempo, solo Lucas está con él. Los testigos que necesitaba para su defensa, no comparecieron en el juicio para testificar a su favor. Pero él dice “no me avergüenzo”. Tiempo antes había escrito algo semejante a los creyentes en Roma: “no me avergüenzo del evangelio” (Ro. 1:16), ahora escribe lo mismo desde Roma a su amigo Timoteo. No avergonzarse es sentir una absoluta seguridad. No habla de lo que cree, que sin duda es valiosísimo, sino de a quien cree. No se trata de fe religiosa, sino de fe en Cristo.

El secreto de estar confiados en las situaciones más dramáticas, no es por lo que creemos, sino en quien creemos. Es posible que nos rodeen incertidumbres, tristezas, lagrimas, desencantos, sufrimientos o cualquier otra cosa semejante, pero cuando nuestra fe descansa en Jesús, estamos seguros que “es poderoso para guardar mi depósito para aquel día”.

No somos nosotros quienes tenemos que guardarlo, es el omnipotente Dios el que lo hace. Somos nosotros mismos los que somos guardados por él. Es mi deposito, mi vida, mi esperanza, que está puesta en la mano poderosa de Jesús y sé que nadie podrá arrebatarla de esa mano. En ella mis lágrimas son enjugadas, mis heridas curadas, mis fuerzas restauradas y mi paz asegurada. En medio de las pruebas el que guarda mi depósito, lo hace para aquel día. El levanta mis ojos de lo transitorio para hacerlos mirar a lo eterno. Llama mi atención sobre aquel día. El glorioso del encuentro con Él. El bienaventurado momento en que mis pies lastimados por las piedras del camino, comiencen a caminar por la calle de oro. El instante en que la visión del valle de sombra de muerte de paso a la contemplación cara a cara de mi amado Salvador. No te desalientes, me dice, porque yo te guardo para aquel día. Puedo estar tranquilo porque, yo sé a quien he creído.  

Estudie algunos cursos del Pastor Pérez Millos, por ejemplo puede estudiar:
- 00100 Doctrina de la Salvación
- 10300 Doctrina de la Iglesia  
- 10400 Doctrina de Cristo  
- 10500 Doctrina del Espíritu Santo
- 60600 Aspectos del Liderazgo
- 60900 Características del Servicio Ministerial  
¡Estudie Gratis la Biblia! Seleccione, estudie y complete alguno de estos excelentes cursos. ¡De esta manera usted será parte del Instituto Bíblico de BBN! Para inscribirse ingrese a: www.bbnbi.org - (Español) y luego haga clic en Ayudas a sus Preguntas. La Ayuda No. 1 dice Cómo Inscribirse. ¡Dios le bendiga y adelante!
Recuerde que su Amén, comentario y me gusta nos anima para seguir colocando más artículos que edifican su vida espiritual. Por favor para ayudar a otros comparta este artículo.  Muchas gracias. 

Escrito por:   Pastor Samuel Pérez Millos.    Fecha de publicación  4/29/2017 6:49 PM
Número de visitantes  7261


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad