BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Lecciones claves de Jonás

Ahora que hemos tenido una introducción de Jonás, ¿Cuáles son algunas de las lecciones claves que podemos aprender de Jonás a esta altura? Permítame sugerirle algunas.
1. Primero, este alerta – Dios nos ha entregado su palabra a nosotros también.
¿Alguna vez pensó que la palabra de Dios vino a usted también? Es así, usted seguramente la tiene sobre la mesa.
Ahora, usted dirá, “Pero yo no soy como Jonás – no soy un profeta.” Yo tampoco; ni siquiera soy hijo de profeta. Pero la verdad es que Dios ha hablado. Hebreos 1:1 dice: “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres
por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo…”
Tenemos en nuestras manos las palabras de los profetas y las palabras de Cristo y sus apóstoles. Y estas son útiles para: “…enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”
Dios ha hablado. Así que este alerta a lo que Dios le diga por medio de su palabra –esta lo equipara de por vida.
2. Segundo, ánimo – Dios puede usar a cualquiera para llevar a cabo su voluntad.
Vamos a ver a Dios usando a marineros paganos, una tormenta en medio del mar, una planta, un gusano y un profeta tosco. Esta es la gracia de Dios – hasta este profeta tosco fue escogido por Dios para producir un avivamiento nacional. Así que este alerta y animado.
3. Tercero, tenga cuidado –la obediencia pasada no garantiza obediencia futura. Estoy de acuerdo con los comentaristas que creen que Jonás era un hombre ya viejo cuando sucedieron estas cosas. La gran prueba para Jonás estaba reservada para sus últimos años. Es una situación muy similar a la de Daniel, que tenia más de 80 años de edad cuando fue arrojado al foso de los leones.
Jonás había servido a Dios por años. Había estado en contacto con Eliseo y seguramente enseño en la escuela de profetas. Nadie tendría que sorprenderse al escuchar que Jonás había sido escogido para esta misión riesgosa y difícil de parte de Dios. Jonás era el hombre indicado.
Francamente, pienso que Jonás se hubiera avergonzado de saber que 3 mil años más tarde, creyentes como nosotros se pondrían a escudriñar sus acciones, emociones,  orgullo, temores y fracasos. Pienso que se hubiera avergonzado de saber que nosotros íbamos a analizar cada rincón de su biografía.
Piénselo –Jonás tenía años de servicio fiel como profeta de Dios y solo tenemos un versículo que nos lo declara en 2 Reyes, pero el tiene un par de meses de fracasos y hay un libro entero al respecto.
Esto me recuerda uno de los propósitos por los cuales Dios nos dio el Antiguo Testamento –Pablo dijo en 1 Corintios 10:6 que lo tenemos como ejemplo. En otras palabras, estas historias y biografías nos van a enseñar lo que no debemos hacer y lo que debemos hacer.
Francamente, estoy agradecido que Dios no nos dio un libro acerca de los éxitos de Jonás y un solo versículo acerca de su fracaso. De ser así, no aprenderíamos lo suficiente de lo que necesitamos en nuestra lucha por obedecer.
Este es un libro para creyentes que le salen mal las cosas. Este es un libro para advertir y desafiarnos a hacer bien las cosas.

Escrito por:   Pastor S. Davey - www.bbnradio.org    Fecha de publicación  5/17/2017 4:11 PM
Número de visitantes  525


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad