BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Los Héroes fieles de Dios

Disfruta leyendo el breve perfil de los personajes que Dios menciona en Hebreos 11. Si lo deseas, compleméntalo con la lectura de tu Biblia. A medida que estudias cada uno de ellos, admira su historia y sus pruebas. Presta especial atención a la evidencia de la fe en las vidas de estos hombres y mujeres. ¡La bendición te pertenece!

Noé: el hombre del compromiso permanente de obediencia.
Dios usó a Noé para profetizar y predecir el diluvio. El mundo nunca había visto algo semejante a lo que Noé anunciaba, porque hasta ese momento nunca había llovido en la Tierra (Gn. 7). Sin embargo, Noé creyó la advertencia y el aviso de Dios, y durante 120 años proclamó el mensaje de la sentencia divina y construyó el arca (Gn. 6:13-7:24). ¿Puedes imaginar el escarnio y el maltrato que tuvo que soportar Noé durante todos esos años mientras construía en tierra firme el primer barco que haya existido, y cuando predicaba acerca de un juicio venidero? Al igual que su abuelo Enoc, Noé soportó las presiones de su tiempo. Por la fe, y gracias a la obediencia, llegó a ser heredero de justicia. La fe de Noé en Dios y en su mensaje preservó su vida y la de su familia, las únicas ocho personas que sobrevivieron al gran diluvio. Tu confianza en Dios siempre te hará diferente de las demás personas que no creen en Él. Te rechazarán por creer en el Hijo de Dios, Jesucristo, y en sus promesas. Creo que a los ojos de Noé, el mandato de Dios no era absurdo. Noé creía lo que Dios le decía. Él dejó en manos de Dios todo lo que iba a suceder, y se dedicó a cumplir fielmente lo que Él le había ordenado, sin importar cuánto tardara ni cuánto costara. A los ojos de sus coterráneos Noé era un hombre extraño, pero él, como su abuelo Enoc, halló gracia a los ojos de Dios: ambos anduvieron con Dios toda la vida. Cuando te halles en pruebas, descansa en el Señor. Cree en sus propósitos y síguele, pase lo que pase. Puedes confiar en que Él te dará la resistencia necesaria para llevar a cabo su voluntad. ¡Eso es fe!

Abraham: el hombre que lo entregó todo.
Abraham fue un verdadero gigante de la fe. Puedes encontrar su historia en Génesis 11 25. Abraham pasó 100 años errante por la tierra en obediencia absoluta al mandato de Dios de dejar su casa y su parentela. En consecuencia, Abraham nunca pudo instalarse en un lugar definitivo ni poseer la tierra que Dios le había prometido a él y a su descendencia. También esperó 25 años el hijo que Dios le había prometido. A pesar de todo su deambular y de su ansiosa espera de un heredero, la fe y la confianza de Abraham en Dios y en sus promesas permanecieron fuertes. Las pruebas de la fe de Abraham no terminan ahí. ¡De ninguna manera! Después del nacimiento de su hijo Isaac, Dios volvió a probar la fe de Abraham, al pedirle que entregara algo más. Dios le pidió que ofreciera a su único hijo, nacido de Sara, en sacrificio sobre el altar (Gn. 22). Firme como una roca, Abraham tomó a Isaac y partió la mañana siguiente para hacer lo que Dios le había pedido, confiado en Él y en sus promesas para él y para su hijo. Estoy segura de que Abraham no cesó de orar durante los tres días de camino al monte Moria, hasta llegar al lugar señalado por Dios para realizar el sacrificio. ¿Cómo mantuvo su fe viva y activa durante esos momentos tan difíciles? La Biblia dice que Abraham tenía sus ojos puestos en una esperanza futura, ya fuera la tierra prometida o el hijo prometido, e incluso la posibilidad de que su hijo sacrificado resucitara. Tu fe se afirmará si pones tus ojos en la promesa de Dios para una esperanza futura, y si confiada rindes tu vida a Él para que ejecute su plan para tu vida y te libere de tu dificultad presente. ¿Eres paciente en tu fe? ¿Hasta dónde puedes soportar tu situación actual con los ojos puestos en el futuro? Puede que pasen años, tal vez 25, o incluso más (o toda una vida), antes de que seas librada de la prueba por la que estás pasando. Sin embargo, puedes como Abraham rendir tu vida cuando tu fe es probada. Puedes seguir confiando, amando y temiendo a Dios, cuya voluntad perfecta se cumple cada día que pasa. Confía en el tiempo de Dios, sin importar cuán largo sea, e incluso si nada llega a cambiar.
 
Autor: E. George – Curso: La Senda de Dios en medios de tus Problemas - Estudie la Biblia Gratis y permita que Dios transforme su vida. Para inscribirse ingrese a: www.bbnbi.org  - (Español) y luego haga clic en Ayudas a sus Preguntas. La Ayuda No. 1 dice Cómo Inscribirse.



Escrito por:   E. George - La Senda de Dios en medio de Problemas    Fecha de publicación  7/21/2017 1:25 PM
Número de visitantes  2239


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad