BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
El arrepentimiento es una obra de Dios

A. Citas bíblicas.
“En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.” (Mateo 3:1, 2).  “Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.” (Mateo 4: 17).  Pablo testifico “testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesucristo.” (Hechos 20:21).  “Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.” (Apocalipsis 3:19).  Ver también Marcos 6:12; Lucas 24:47; Hechos 2:38; 11:18; 26:20; 2 Pedo 3:9.
Para aquellos que dicen que el arrepentimiento no debe ser predicado hoy, y que no es esencial para la salvación, apuntamos que el arrepentimiento fue predicado por Juan el Bautista, el Señor Jesucristo, y el apóstol Pablo. El arrepentimiento fue proclamado antes de Pentecostés, en Pentecostés, y después de Pentecostés.  “Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.” (Lucas 13:5).

B. Explicación.
1. No es simple reforma.  Arrepentimiento es totalmente un acto interno de la mente.  Para muchos significa volverse de sus pecados, pero si fuera así, seria reformación o reforma.  Arrepentimiento no es hacer algo, como un hecho, porque ningún hombre es salvo por hacer algo.  Un hombre puede volverse de sus pecados y todavía no ser un cristiano.
2. No es contrición.  Queremos decir con esto que el arrepentimiento no es una agonía del alma por el pecado.  Muchas personas encarceladas están tristes.  ¿Todos están tristes por los crímenes que cometieron?  No. Muchos están tristes porque fueron apresados.  Creemos, de todos modos, que en un caso genuino de arrepentimiento, el pecador estará triste por su pecado.  La tristeza por el pecado no es arrepentimiento, pero puede  llevar al arrepentimiento.  “Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte. ” (2 Co. 7:10).
3. No es Penitencia.  Penitencia es una expresión de tristeza (por algún hecho) que se hace para pagar por el pecado; es algo como un juicio.
4. Es un cambio de mente.  El sentido literal de la palabra arrepentimiento es “pensamiento posterior” o “reconsideración.”  Por “cambio de mente” no queremos significar un “cambio de opinión”; un “cambio de mente” es la sustitución de una vieja mente por una nueva.  Es nueva en carácter.  Verdadero arrepentimiento es un cambio de mente que conducirá a un cambio de acción, pero déjeme aclararle que es posible un cambio de acción sin un cambio de mente.  Un buen ejemplo de arrepentimiento encontramos en  Mateo 21:28, 29:
“Pero ¿qué os parece? Un hombre tenía dos hijos, y acercándose al primero, le dijo: Hijo, vé hoy a trabajar en mi viña.  Respondiendo él, dijo: No quiero; pero después, arrepentido, fue.”

Antes de que alguien pueda ser salvo debe haber arrepentimiento.  Debe haber un cambio de mente sobre muchas cosas: pecado, ego, Dios y Jesucristo.  “que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, ” (2 Timoteo 2:25).
Arrepentimiento es poner sus pensamientos del lado de Dios.  Arrepentimiento es autojuzgarse.

C. Manifestación.
1. Cambio en el intelecto.
2. Cambio  de sentimientos.
3. Cambio  de voluntad.
4. Cambio  de acción.

D. Condición.

1. Por medio de la bondad de Dios.  “¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?” (Romanos 2:4).  Ver también 2 Pedro 3:9.

2. Por medio del evangelio de Dios.  “Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos?  Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo . . . Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas.” (Hechos 2:37, 38, 41).

3. Por medio de la enseñanza Escritural.  “Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido; que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad,”  (2 Ti. 2:24, 25).

4. Por medio de la disciplina de Dios.  “Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca.” (Ap. 2:16).  Ver también Apocalipsis 2:5; 3:3; Hebreos 12:6-11.

E. Definición.
El arrepentimiento es una obra de Dios que resulta en un cambio de mente en lo referido a la relación del hombre con Dios.  No es ni tristeza ni penitencia, aunque la tristeza penitente puede llevar a un cambio de mente.  El arrepentimiento es siempre un elemento de la fe salvadora.

Si desea leer más en cuanto al tema de la Salvación, puede leer en nuestra página (www.bbnradio.org) luego hace clic en Recursos. Recuerde además que puede visitarnos en BBN Chat (www.bbnchat.org) o también puede estudiar la Doctrina de la Salvación en el Instituto Bíblico de BBN (www.bbnbi.org).

Escrito por:   BBN Recursos - www.bbnradio.org    Fecha de publicación  11/1/2017 1:54 PM
Número de visitantes  1231


Próximo: La historia de Rut
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad