BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
ABRAZO DE OSO
… Dios es amor… (1 Juan 4:16).
«Oso» era un regalo para mi nieto; un montón de amor con la forma de un animal gigante de peluche. ¿La respuesta del pequeño? Primero, duda. Luego, un asombro enorme. Y después, una curiosidad que llevaba a una resuelta exploración. Metió su dedo rollizo en la nariz de Oso, y cuando este tambaleó y cayó en sus brazos, respondió con alegría, alegría, ¡ALEGRÍA! Mi nieto apoyó su cabeza sobre el pecho mullido de Oso y lo abrazó con fuerza. Unos preciosos hoyitos aparecieron en sus mejillas mientras sonreía y se acurrucaba en su pecho blando y suave. Con inocencia y naturalidad, sintió que Oso lo amaba, y se lo retribuyó con todo su corazón.
En la primera de sus tres cartas a los cristianos del primer siglo, el apóstol Juan afirma que Dios es amor: «Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros» (1 Juan 4:16).
Dios ama. No en lo mullido de un falso animal, sino con los brazos extendidos de un cuerpo humano real que encierra un corazón que late pero que se rompe (Juan 3:16). A través de Jesús, Dios reveló su amor inmenso y sacrificial por nosotros.
Juan sigue diciendo: «Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero» (1 Juan 4:19).
Cuando sabemos que nos aman, devolvemos amor. Y también amamos a los demás, de corazón.
Oremos así: Señor, ayúdame hoy a demostrarte que te amo de todo corazón.
¿Qué te asombra más del amor de Dios por ti? ¿Cómo se lo demostrarás a otros hoy?

Escrito por:   Escritores de Nuestro Pan Diario.    Fecha de publicación  5/16/2019 10:02 AM
Número de visitantes  924


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad