BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
¿POR QUÉ ESPERAR HASTA QUE NOS CASEMOS PARA TENER SEXO?
Pregunta: Mi novio y yo vivimos lejos el uno del otro, y cuando nos reunimos los fines de semana, él se queda en mi apartamento o yo en el suyo. Hasta ahora, no hemos tenido sexo, sino que hemos llegado muy cerca. Ambos somos cristianos, y deseamos hacer lo correcto, pero el esperar está llegando a ser más difícil. Realmente nos amamos y lo más probable es que vamos a casarnos. ¿Es tan importante esperar para tener sexo?

Respuesta: La intimidad sexual es un regalo maravilloso del Señor, y Él tiene mucho que decir en su Palabra acerca de cómo debemos utilizar este regalo para experimentar el gozo máximo que Él ha pensado para nosotros.

Un principio consistentemente claro en las Escrituras es que el sexo es para las parejas casadas. Tener relaciones sexuales fuera del enlace del matrimonio se refiere como la fornicación, la inmoralidad sexual, y adulterio (véase Hebreos 13:4; Gálatas 5:19; 1 Tesalonicenses 4:3-7). Su plan para usted y su novio es que ustedes esperen hasta que se casen para tener sexo.

“La voluntad de Dios es vuestra santificación: que os apartéis de fornicación” (1 Tesalonicenses 4:3).

Dios no nos da reglas sin razones. Para que ustedes resistan la tentación de tener sexo, ustedes necesitan entender porqué Dios quiere que ustedes permanezcan puros. Por lo menos, dos propósitos importantes existen para que ustedes esperen.

Primero, esperar edifica un fundamento fuerte para un matrimonio feliz. No importa que robusta una casa parezca exteriormente, se derrumbará si el fundamento es débil. Para que un matrimonio sobreviva las presiones de la vida diaria, debe estar edificado sobre un fundamento firme del compromiso.

El tiempo de noviazgo y de espera es la época cuando usted y su novio pueden poner el fundamento firme para un matrimonio sólido, fuerte y sano. Es el tiempo cuando ustedes aprenden a ser buenos amigos, resuelven conflictos, comunican sentimientos, demuestran respecto, dan incondicionalmente, se relacionan en un nivel espiritual, y se divierten juntos. Todas estas acciones son características de una relación sólida y duradera.

Las parejas que tienen dificultades en una de estas áreas, por ejemplo, en resolver conflictos, a veces utilizan la pasión física para remendar cosas y para convencerse de que la relación es sólida cuando realmente no lo es. El sexo, entonces, se convierte en una droga que la pareja toma para entumecer el miedo y el dolor de una relación débil en vez de la champaña que celebra el gozo de un matrimonio de compromiso.

Cuando ustedes están juntos los fines de semana, parece y se sienten que están casados. ¡No es una sorpresa que su deseo de tener sexo está aumentando! Pero el arreglo de vivir juntos es como las joyas de fantasía-no es algo verdadero y puro. Ustedes comparten el mismo departamento, talvez la misma cama, pero no han hecho ningún pacto matrimonial -o un compromiso matrimonial permanente. Su novio puede decir que él ha puesto su confianza en usted, pero hasta que él ponga ese aro dorado matrimonial en su dedo, su compromiso solamente son palabras vacías.

No importa cuanto ustedes se amen el uno al otro, entregarse totalmente fuera de la seguridad del pacto matrimonial es imposible. Eso es lo que significa el sexo, ¿no? Lo bello del sexo se encuentra en entregarse el uno al otro en amor sin ningún miedo o reservación.
Debes saber esto: "Un hombre que está dispuesto a esperar el sexo hasta la boda comunica a su novia que ella es más importante para él que sus propios deseos". Él sabe que ella realmente no podrá entregarse a él hasta que él diga, “me comprometo” totalmente. Entonces, él está tan dispuesto a esperar porque él la ama y él desea tener la mejor relación sexual posible con ella, si ella en realidad llega a ser su esposa-una relación sin culpabilidad, sin remordimiento, y sin una pena emocional.

Tener sexo antes del matrimonio agrega una enorme presión para que ustedes permanezcan juntos aunque su amor disminuye. Ustedes han invertido tanto de si mismos el uno al otro que retroceder es difícil. ¿Y qué pasa si ustedes se separan permanentemente? El trauma emocional y la culpa son más severo si ustedes han tenido sexo. Agregando a la pena de una relación quebrada es la realización dolorosa que su virginidad se ha perdido. Su virginidad es un regalo que se puede dar solamente una vez. Entregar ese regalo a la persona quién la ama suficiente para comprometerse a usted en un matrimonio es mucho más significativo.

¿El amor de ustedes es del tipo de lo cual se hace un buen matrimonio? ¿Sobre que fundamento están edificando su relación? La intimidad sexual es tierra inestable, arena. Si su amor es verdadero, esperará y crecerá más fuerte en el proceso de esperar.

El segundo propósito de mantenerse puros sexualmente hasta casarse es para crecer en nuestro amor para con Dios. Podemos discutir pragmáticamente sobre los méritos y los contras del sexo fuera del matrimonio, pero todas las discusiones cesan cuando cambiamos del nivel pragmático al nivel espiritual. Dios es el más grande de todos los amadores. Él entregó su vida para el beneficio de su querido pueblo. De las profundidades de su corazón, él desea tener una relación íntima con nosotros. Sin embargo, no podemos abrazar el pecado y a Dios al mismo tiempo.

¿Por qué ustedes deben mantenerse puros? La razón más poderosa está debido a su amor hacia Dios. El amor para con Dios es la motivación principal para resistir la tentación. La salvación, por supuesto, depende de su fe en Jesucristo. La intimidad con Dios, sin embargo, depende de la dedicación a la comunión y de la santidad personal. Y la cosa maravillosa es ésta: al crecer su relación con Dios, igualmente su relación el uno con el otro crece. ¡Una relación enriquece la otra!

¿Cómo pueden ustedes resistir la tentación de tener sexo? ¡Una solución para su problema es separarse por un tiempo o casarse! Pero si ustedes no están listos todavía, entonces deben fijar los límites de su intimidad física, y deben comprometerse el uno con el otro a no dormir juntos hasta la noche de la boda. Ustedes no pueden esperar evitar la tentación y seguir viviendo juntos. Sus cuerpos no saben que no son casados. Los deseos sexuales son una parte normal de nuestro diseño físico, y esos impulsos son particularmente fuertes si ustedes ya han probado los placeres de la intimidad sexual. Para controlar sus impulsos sexuales, determinen de antemano hasta que punto ustedes llegarán cuando están juntos y solos. Como ustedes saben, el proceso de hacer el amor comienza mucho antes del coito. Un tacto cariñoso, un abrazo apasionado, un beso breve-cada expresión del amor aumenta las pasiones y conduce a la intimidad sexual. La mayoría de las parejas tienen un punto de no regreso después de lo cual llega a ser aún más difícil parar el proceso. Ustedes deben descubrir ese punto y deben comprometerse el uno al otro que van a parar antes de llegar a ese punto. Y necesitamos agregar esta precaución: si ustedes están bebiendo alcohol cuando están juntos, deben parar, porque el alcohol baja sus inhibiciones y hace resistir la tentación mucho más difícil. La regla: ¡No alcohol!

También, la animamos a que eviten las situaciones en las cuales son tentados más fácilmente. Algunas parejas no pueden acariciarse juntos o ver un vídeo a solas en un apartamento sin terminar en la cama. Otras parejas no tienen ningún problema en estar solos. Ustedes deben decidir qué tipo de situaciones los ponen en la zona peligrosa, y deben planear sus tiempos juntos sabiamente y evitar estar solos.

Nuestra oración es que el Señor les dé la sabiduría que ustedes necesitan como pareja para aprovechar de su amor el uno para el otro. Dios es la fuente de todo amor-y ustedes pueden depender de Él para dirigirlos a una relación maravillosa.

Escrito por:   Ministerio Visión para Vivir    Fecha de publicación  5/22/2019 3:53 PM
Número de visitantes  1722


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad