BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
SEIS PASOS PARA VOLVERSE DE LA INFIDELIDAD
"Pero contigo hay perdón para que seas temido". Salmo 130: 4 Encontrar el camino de regreso después de una relación adúltera es difícil, pero es posible. Hay una hoja de ruta, un diseño, un plan que te guiará cuando reconoces lo terrible que ha sucedido y sinceramente quieres perdón, curación y, ¡sí! - restauración con su esposo o esposa. La hoja de ruta o plan o diseño de Dios se encuentra en el Salmo 51, y David, el autor, simplemente describe los componentes de la restauración por la cual él pasó Al analizar esta poderosa hoja de ruta hacia la restauración, existen varias pautas, todas las cuales son de vital importancia, las que David practicó.

Pauta #1: Asume toda la responsabilidad por tus malas acciones. David lo hizo: "He pecado", le confesó de inmediato a Natán el profeta. "Mi pecado está siempre delante de mí", escribió en el Salmo 51. No te molestes en culpar a tu ADN, a tu empleado de oficina que te sedujo o a tu esposa que era indiferente a tus necesidades. El primer paso es reconocer que salió mal y usted es el que necesita regresar. Hazlo personal. David lo llamó "mi pecado", "mi trasgresión" y "mi iniquidad".

Pauta # 2: Confiesa tu fracaso por lo que es, pecado. Así es como lo llamó David, y así es como es, así que no uses excusas, llamándola "una elección equivocada" o una "fechoría" o un "lapso moral". La Biblia dice que hay perdón por nuestros pecados, pero no incluye los eufemismos que nos permiten salir del yugo de la responsabilidad. ¿A quién confesamos? Primero dice David, la confesión debe hacerse a Dios porque primero pecamos contra Él. "Contra ti y contra ti sólo he pecado", dijo. Oh! ¿Pero qué hay de tu esposa, tu marido, tus hijos? Ellos también figuran en la ecuación o el círculo del perdón, y tienen que ser incluidos en la confesión genuina. La Biblia dice: "El que cubre sus pecados no prosperará, pero el que los confiesa y los abandona tendrá misericordia" (Proverbios 28:13, NKJV).

Pauta # 3: Rompe la relación completamente y para siempre. No hay esperanza para la sanidad mientras vaciles con malas acciones. Una vez más, la Biblia dice: "Si considero la iniquidad [pecado] en mi corazón, el Señor no me oirá" (Salmo 66:18).

Pauta #4: Protéjete contra el contacto continúo o la exposición a la tentación. Si tienes que cambiar de trabajo, hazlo. Si tiene que mudarse de iglesia o a un vecindario diferente, comience a empacar. Si valoras tu matrimonio y tu futuro, pueden ser necesarios pasos drásticos. Recuerda tu compromiso con Dios y tu esposa: "hasta que la muerte los separe".
Así deben ser las medidas necesarias para encontrar su camino de regreso. El fracaso de David comenzó por el hecho que estaba en el lugar equivocado, en el momento equivocado. A veces no puedes evitar estar en el lugar equivocado, pero lo que haces en ese tiempo es otra cosa, ya sea que te quedes para ver qué puede ocurrir o das la vuelta y corres, esa es tu decisión.

Pauta #5 Pide perdón y busca la restauración de tu vida y matrimonio.
Pide perdón a Dios y a los que han sido lastimados, ofendidos, incluida la persona con quien tuviste intimidad. ¿Perdonarán? Eso probablemente depende de tu actitud. Cuando eres genuino y sincero, aunque puede ser difícil, probablemente perdonarán tal como lo hace Dios.

Pauta # 6: Cuidate siempre de tu debilidad. Llama a casa si tienes que llegar tarde. Cuida lo que lees, cuida tu corazón y asegúrate de nunca estar sólo con alguien del sexo opuesto en una situación en la que puedas sentirte comprometido. El camino de regreso no es fácil, pero vale la pena. La relación rota pueden restaurarse, incluso ser más fuerte que antes de la rotura. Y aunque es difícil, también puede suceder con tu matrimonio. La infidelidad nunca hace que un matrimonio sea mejor, pero puedes identificar tus debilidades, tus fallas, tu insensibilidad; y puedes hacer mucho para rectificar todo eso, y todo esto en Cristo y con su fortaleza hará que tu matrimonio sea más fuerte. Lectura de recursos: Proverbios 5: 1-23.

Además te ofrecemos para ayudarte en la recuperación de tu matrimonio el curso Camino a la Restauración - Estudie Gratis la Biblia. Para inscribirse ingrese a: www.bbnbi.org  - (Español) y luego haga clic en Ayudas a sus Preguntas. La Ayuda No. 1 dice Cómo Inscribirse.

Escrito por:   Dr. Harold Sala - Pautas para Vivir    Fecha de publicación  5/29/2019 2:49 PM
Número de visitantes  1494


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad