BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
CÓMO ESTAR SOLO SIN SENTIR SOLEDAD
Es interesante que la palabra solo aparece 118 veces en las Escrituras, pero en pocas ocasiones es sinónimo de la palabra soledad.
 ¿Qué es la soledad?
La soledad es el estado emocional de tristeza causado por sentirse solo, aislado o alejado de los demás. Una persona puede sentir la falta de cercanía con otros aún cuando estén en su presencia.
 
¿Qué significa estar solo?
Estar solo es la condición de estar sin compañía, separado de otros. Con frecuencia, Jesús buscó estar a solas. Se apartaba de los demás para poder tener comunión con el Padre  (Mateo 14:23).
 
La soledad se refiere al estado emocional (por sentirse rechazado y desolado). Estar a solas se refiere al estado físico (el estado de estar separado de los demás).
 
La soledad se puede describir más fácilmente de lo que se puede definir. Es una sensación de vacío que experimentamos cuando alguien a quien amamos nos abandona o cuando creemos que no le importamos a nadie. Nos sentimos rechazados y pensamos que nadie nos necesita. Estamos completamente solos a pesar de estar rodeados de una multitud. Puede ser que experimentemos soledad y nos sintamos aislados en medio de una muchedumbre. Comenzamos a sentir que no tenemos nada ni nadie por quién vivir. Nuestro ser interior desfallece y comenzamos a debilitarnos.
 
Todas las personas batallan con sentimientos de soledad. Nadie está exento de sufrir separaciones, muertes, duelo, aislamiento y tampoco estamos exentos de la necesidad que tenemos de relacionarnos con los demás…Su deseo de pertenecer a alguien o a un grupo es natural, pues Dios ha puesto en cada uno de nosotros la necesidad básica de relacionarnos con él y con otros.
 No intente mitigar el dolor de la soledad buscando sustitutos para llenar su vacío. En lugar de centrarse en su necesidad personal, vuelva a enfocarse en su relación con Cristo. Si construye su relación con Dios, también estará construyendo puentes hacia los demás…
 
¡Puede sentir soledad, pero nunca está solo! Encuentre consuelo en la promesa de Dios de que no importa cuál sea la circunstancia…Nunca le dejará.
“Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.” (Deuteronomio 31:8)

El significado de la “soledad”
-En el Antiguo Testamento, la palabra hebrea que se traduce “solo” es badad, que significa “estar con uno mismo”.
-En el Nuevo Testamento, la palabra griega monos denota “sin compañía, solo, solitario”.
-Estar solo es la condición de estar sin compañía, separado de otros.
-Con frecuencia, Jesús buscó estar a solas. Se apartaba de los demás para poder tener comunión con el Padre. “Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo”.(Mateo 14:23

La diferencia entre estar a solas y sentir soledad

-La soledad se refiere al estado emocional… el estado de sentirse rechazado y desolado.
-Estar a solas se refiere al estado físico… el estado de estar separado de los demás.
-La soledad generalmente es una experiencia negativa que va acompañada de un sentimiento de desesperanza.
-Estar a solas puede ser una experiencia positiva, un momento de creatividad y comunión con el Señor.

Cambios que provocan soledad

- Circunstancias debido a soltería, divorcio, muerte de un ser querido, nido vacío, desempleo
- Acontecimientos especiales como expectativas no cumplidas, no estar en compañía de la familia y amigos, pérdida del cónyuge
- Melancolía por impedimento físico, enfermedad incurable o crónica, vejez
- Búsqueda de otras alternativas: temor a la intimidad, huir de la realidad a través del trabajo
- Inexperiencia. Quedar expuesto a las consecuencias de lo que hicieron otras personas
- Ostracismo. Rehuir la cercanía, sentir rechazo o rechazar a los demás, falta de la rutina cotidiana

Conviértase en un constructor de puentes
- Despójese de la amargura. (Hebreos 12:15)
- Entienda el dolor de los demás. (2 Timoteo 1:3–4)
- Inicie un plan para visitar a otros. (Lucas 14:12–14)
- Busque maneras de expresar su amor a los demás. (Juan 15:13)
- No exija que los demás cambien. (Salmos 62:5)
- Comience a asistir a un grupo de estudio bíblico. (Hebreos 10:25)
- Lea acerca de cristianos que son o han sido buenos ejemplos. (1 Tesalonicenses 1:6–7)
- Inspírese escuchando buena música. (Salmos 57:7)
- Decida diversificar sus actividades y metas. (Salmos 33:3)
- Lea la palabra de Dios. (Salmos 107:19–20)
- Espere que Dios haga cosas nuevas. (Isaías 43:18–19)
- Ríndase al Salvador. (Salmos 62:5)

Preguntas acerca de la soledad

Pregunta: “Mi vida está llena de actividades. ¿Por qué me siento solo a veces?”
Respuesta:La actividad no es una cura para la soledad. Al involucrarse en distintas actividades puede ser que esté intentando ignorar el deseo que existe en su corazón de buscar a Dios. (Salmos 62:5–6)

Pregunta: “Mi cónyuge se ha ido. ¿Qué fechas serán las más difíciles de soportar?”
Respuesta: Los momentos emocionales más difíciles serán las fiestas, los cumpleaños y aniversarios. Aparte un tiempo para llorar. Dolerse por la muerte de un ser querido es parte saludable y natural de la vida. (Eclesiastés 3:4)

Pregunta: “¿Cómo puedo sobreponerme a los momentos más difíciles como los días festivos?”
Respuesta: Haga planes para estar con otras personas durante los días especiales que le traen recuerdos. (Eclesiastés 4:9–10)

“¿Cuándo es más probable que experimentemos la soledad?”
Con frecuencia, la soledad ocurre cuando enfrentamos un cambio grande en nuestra vida. No queremos perder el apoyo y consuelo de nuestros seres queridos o la seguridad de lo conocido.

“Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? ¿Por qué estás tan lejos de mi salvación, y de las palabras de mi clamor?” (Salmos 22:1)

Una oración en medio de la soledad
Después de recoger los listones y papel de envoltura navideña arrugado, la joven madre sacó la basura al callejón trasero. La mañana de aquella Navidad transcurría como de costumbre, cuando se vio interrumpida por los gritos de sus tres pequeños hijos que decían, “¡Apúrate mamá, debemos estar en casa de papá a las diez en punto!”
Cuando escucharon la bocina del automóvil, los tres salieron corriendo y se repitió una vez más la escena de los regalos, ahora con su padre, su nueva esposa y sus dos hijos. Se quedarían con él todo el día y después saldrían de vacaciones. A solas en la casa y con un vacío en el corazón, se sintió desolada. Se sentó frente al fuego y dejó que sus lágrimas corrieran libremente. Inundada por un sentimiento de profunda soledad, clamó a Dios:
“Oye mi oración, oh Jehová, y escucha mi clamor. No calles ante mis lágrimas”. (Salmos 39:12)

“¿Por qué parece que Dios está muy lejos cuando me siento solo?”
Es normal experimentar una profunda soledad cuando pasa por una pérdida o cambio en su estilo de vida. Sin embargo, si caemos en la auto compasión y nos enojamos contra Dios por las circunstancias, comenzamos a sentirnos lejos de él y no podemos recibir su consuelo amoroso.
“Mírame, y ten misericordia de mí, porque estoy solo y afligido”. (Salmos 25:16)
“Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre”.(Hebreos 13:5)

Versículos clave para memorizar: “¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás”.(Salmos 139:7-8)

Pasaje clave para leer y meditar: Salmos 63:1–8

Si necesitas ayuda en esta área de tu vida por favor visítanos en BBN Chat - www.bbnchat.org

Escrito por:   Ministerio Esperanza para el Corazón    Fecha de publicación  9/16/2019 10:58 AM
Número de visitantes  1439


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad