BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
¿QUÉ SIGNIFICA ORAR EN EL NOMBRE DE JESÚS?
Cristo dice: “Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré”. (Juan 14:13-14) Un requisito indispensable para que Dios responda positivamente a nuestras oraciones es orar en el nombre del Señor Jesucristo. En nuestro estudio bíblico de hoy, examinaremos lo que significa orar en el nombre de Jesús.
Orar en el nombre de Jesús es algo más que repetir una fórmula mecánica al final de nuestras oraciones. Muchos de nosotros hemos pensado que decir “en el nombre de Jesús», garantiza una respuesta inmediata a cualquier cosa que pidamos. Pero veamos qué es lo que en realidad significa orar en el nombre de Jesús.

En primer lugar, orar en el nombre de Jesús, significa orar de acuerdo con su voluntad. 1ª Juan 5:14-15 dice: «Y esta es la confianza que tenemos en El, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, Él nos oye. Y si sabemos que Él nos oye, en cualquier cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho». Orar en el nombre de Cristo es pedir conforme a la voluntad de Dios. Cuando sabemos que tenemos vida eterna, podemos Ir ante el Señor con confianza. En esta confianza, sabemos que si pedimos cualquier cosa conforme a la voluntad de Dios, Él nos oye y contesta. Los creyentes en realidad tenemos que temer no pedir algo conforme a la voluntad de Dios. Pedir algo, que no está de acuerdo con la voluntad de Dios, aunque digamos que lo hacemos en el nombre de Jesús, no será oído por el Padre y por tanto no será contestado. ¿Cómo conocer la voluntad de Dios? De una manera general, la voluntad de Dios está revelada en Su Palabra, así que, necesitamos estudiar la Palabra de Dios para conocer la voluntad de Dios y así orar conforme a su voluntad. Muchas de nuestras oraciones, quizá no saldrían de nuestros labios, si reconociéramos que debemos orar en la voluntad de Dios.
 
En segundo lugar, orar en el nombre de Jesús, significa que es el mismo Señor Jesucristo quien está pidiendo. Un gran hombre de Dios ha dicho «Cuando nosotros oramos deberás al Padre, en el nombre de Señor Jesús, es como si Cristo mismo fuera el suplicante». Juan 16:23-24 dice: «En aquel día no me preguntaréis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará. Hasta ahora nunca habéis pedido en mi nombre; pedid y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido». Hasta ese momento, los discípulos habían ido al Señor con sus preguntas y pedidos. En aquel día, cuando el Espíritu descienda, Jesucristo ya no estaría con ellos físicamente, y por tanto los discípulos ya no podrían hacerle preguntas, pero no se quedarían solos. En aquel día tendrán el privilegio de pedir directamente al Padre. El Padre respondería esos pedidos por el nombre de Jesús. Las respuestas son dadas no es base a nuestro mérito, sino por el mérito del Señor Jesucristo. Cuando pedimos a, Dios algo conforme a su voluntad, y en el nombre de Jesucristo, Dios responderá porque es como si el mismo Señor Jesucristo estuviera pidiendo en nuestro lugar. ¿Podríamos orar pon algo malo en el nombre del Hijo de Dios?

En tercer lugar, orar en el nombre de Jesucristo significa orar en el poder del Espíritu Santo. Romanos 8:26 dice: «Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues que hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el espíritu mismo intercede por nosotros, con gemidos indecibles». A menudo nos ponemos perplejos en nuestra vida de oración. No sabemos cómo orar, como pedir correctamente. Tenemos la tendencia a orar egoístamente, ignorantemente, estrechamente, pero aquí es cuando el Espíritu viene a nuestro lado para ayudarnos en nuestra debilidad, intercediendo en favor nuestro con gemidos indecibles. Es el Espíritu quien gime, no nosotros.

En cuarto y último lugar, orar en el nombre de Jesús significa permanecer en Él. Juan 15:7 dices «Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis y os será hecho». Permaneciendo en Cristo, podemos tener la mente de Cristo, y por tanto podemos pedir las cosas que Cristo pediría, y con sobrada razón al final de nuestras oraciones podríamos añadir «en el nombre de Jesús». Hemos visto entonces que orar en el nombre de Jesús no es solamente una mera repetición de palabras al final de nuestras oraciones, sino orar en su voluntad, sabiendo que es Jesús quien está haciendo los pedidos, orar en el poder del Espíritu Santo y conscientes que estamos permaneciendo en Cristo. La próxima vez que tenga la oportunidad de orar, recuerde lo que significa la frase «en el nombre de Jesús».

De lunes a sábado te invitamos a orar con nosotros en el programa el Altar Familiar.(Horario semanal del programa: Lunes a Sábado 2:00 PM y 11:02 PM - Hora de Ecuador) Si tienes motivos de oración puedes enviarlos a esta dirección electrónica: red@bbnmedia.org


Escrito por:   D. Logacho - La Biblia dice.    Fecha de publicación  9/17/2019 2:50 PM
Número de visitantes  1638


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad