BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
PROSIGAMOS ADELANTE CONSTRUYENDO LA FAMILIA
Nuestra familia es un gran proyecto, mayor que cualquier cosa que podamos alcanzar o edificar. Pero trabajar en la esposa(o) hijos, yernos, nueras, nietos, abuelos no es fácil. Ser un buen padre, madre, esposo(a), ser un buen hijo(a) o cualquiera sea tu posición como miembro de la familia cristiana es una carrera difícil. El apóstol Pablo comparó la vida cristiana con una carrera y admitió que aún no había llegado a la meta: «Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio…» (Filipenses 3:13-14). Pablo no miró atrás ni dejó que sus fracasos del pasado lo agobiaran por la culpa. Tampoco permitió que sus logros del presente lo dejarán satisfecho. En cambio, continuó avanzando hacia la meta de ser cada vez más como Jesús. Nosotros también corremos esta carrera en la vida y como miembros de una familia.
Pero independientemente de los fracasos y los éxitos, sigamos avanzando hacia el objetivo de volvernos más semejantes a Cristo. El premio no es terrenal, sino que disfrutaremos una suprema recompensa eterna.

Oremos así: Señor, muéstrame qué debo hacer y cambiar para seguir avanzando hacia la meta de asemejarme cada día más a Cristo.

Para ser un buen ejemplo y miembro en tu familia, nunca dejes de seguir y amar a Jesús.

Escrito por:   Escritores de Nuestro Pan Diario    Fecha de publicación  5/22/2020 9:33 AM
Número de visitantes  1227


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad