BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
HEMOS DE PEDIR COMO CONVIENE, NO LO SABEMOS
En Romanos 8:26, Pablo escribe, bajo la inspiración del Espíritu Santo y hace una declaración en la cual cada uno de nosotros debe reflexionar y admitir. Permítame leerle, Romanos 8:26, y de este versículo leemos la declaración, “…pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos.” Ahora, saque esta declaración del versículo, en contexto, para poder presentarles uno de los problemas más grandes que los cristianos tenemos al orar. No se si usted se percató o no, esta ahí en ese versículo, “pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos…” ¿Ve adonde está el problema? Es una debilidad, es la debilidad de la ignorancia, “...pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos…”
Ahora, ser ignorante significa no tener el conocimiento. Yo soy ignorante de muchas cosas, o sea, no tengo el conocimiento, soy ignorante. No quiero que se lo tome como un insulto, que le estoy diciendo que es ignorante, pero es un hecho, una declaración. Y Pablo simplemente está diciendo que aquí hay algo, una debilidad y esa debilidad es la ignorancia. En ese versículo, el versículo 26 dice, “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad.” Entonces esa debilidad es la ignorancia, “no sabemos pedir como conviene.” Ahora, ¿Puede usted admitirlo? Bueno, la Biblia dice que es así, que tenemos la debilidad de la ignorancia.
Ahora, muchas veces el creyente es ignorante de lo que es mejor para él, por ende, es incapaz de escoger apropiadamente. Es una realidad trágica que inclusive en mi vida interior, en mi comunión con Dios, en mi misma vida de oración, hay veces que la ignorancia se apodera de mí. Y estoy seguro apreciado oyente que usted puede admitirlo también. Ahora, esta es una realidad, como nos cuesta expresarnos, para que nuestras oraciones correspondan con nuestras necesidades. Cada creyente sabe, por experiencia personal, como al orar nuestros pensamientos son oprimidos por la ignorancia y es en ese momento que tomamos conciencia de nuestra debilidad. Ahora, las debilidades mencionadas en este versículo no son físicas, sino espirituales.

Aprendamos a orar y orar eficazmente. El pastor Strauss nos enseña con el curso ¿Por qué cosas debo orar? - Estudie la Biblia Gratis - Inscríbase hoy en: www.BBNbi.org

Escrito por:   ¿Por qué cosas debo orar? L. Strauss    Fecha de publicación  7/17/2020 1:16 PM
Número de visitantes  1860


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad