BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
¡Dios no cambia con el paso del tiempo!
"Dios es nuestro protector, nuestra roca, sus obras son perfectas, sus acciones son justas. Es el Dios de la verdad, en El no hay injusticia, El es justo y verdadero." Deuteronomio 32:4

Estamos acostumbrados a no tener nada seguro. Todo el tiempo nos cambian las normas y las reglas para movernos. Hoy ya no existe la estabilidad. No hay nada seguro,  hoy se puede confiar en pocas cosas. Te cambian los gobiernos, te cambian las normas de los bancos, te cambian los servicios, te cambian las reglas, te cambian todo el tiempo. Vivimos en una permanente inestabilidad, lo único estable es el cambio. Todo cambia. Nada es permanente. En parte es lógico que sea así, porque nosotros mismos vamos cambiando con el paso del tiempo. Pero sería agradable encontrar algo o alguien que no cambie. Que sea siempre igual, que se mantenga a través del tiempo y no se marchite.
La buena noticia de hoy, es que hay alguien que es así: Dios. Me sorprende lo enorme que es Dios y lo maravilloso que es. Moisés lo define con gran precisión, cuando dice que El es nuestra roca. El es la fuente de la seguridad. El es la estabilidad.
Dios no cambia con el paso del tiempo, y como existió siempre y siempre va a existir, no sufre el deterioro del paso de los años, porque es Eterno. Para Dios el tiempo no existe y  por eso puede ser nuestra Roca Eterna y permanente.
Todas sus maravillosas virtudes, nunca caducan. El siempre fue, es y será un Dios de amor, que cuida y protege a sus hijos, que consuela a quienes están tristes, vigila a los necesitados, provee de sustento a los desvalidos, escucha el clamor de su pueblo, actúa con justicia y equidad, tiene siempre su mano extendida para ayudarnos, nos acompaña y nunca nos deja solos, siempre actúa con justicia y amor. La perfección de su persona no cambia, por eso Dios es absolutamente confiable. Su persona es una garantía certificada. No hay nada ni nadie que pueda corromper a Dios.
Ahora te pregunto ¿A donde vas a buscar tranquilidad y seguridad? Puedes buscarla en el dinero, en tus amigos, en tu posición social, en la fama que tengas, en el poder o cargo que hayas logrado, en la influencia que tengas, pero todo eso pasa y desaparece. Aunque te parezca hoy muy seguro, a corto o largo tiempo se termina. El es único que permanece para siempre. El nunca cambia.¡Alabado sea Dios!

REFLEXION - Seguro que Dios es seguro.

Un gran abrazo y bendiciones

Escrito por:   Utilizado con permiso de Daniel Pérez Cliffe.    Fecha de publicación  8/27/2008 10:29 AM
Número de visitantes  1768


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad