BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
¡Dios perdona y no tiene una lista de nuestros pecados !

"Después añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados y maldades." Hebreos 10:17

Dice un viejo dicho: Perdonar es humano, pero olvidar es divino. Sin embargo, definir estos conceptos con nuestra mentalidad del siglo XXI, tan tergiversada, puede ser complicado si deseáramos hacerlo en el concepto bíblico. Los seres humanos podemos (si queremos) perdonar ofensas. No es sencillo, pero es posible. Es un acto de la voluntad que libera al ofensor de la culpa por su ofensa. El perdón nos permite recordar la ofensa sin que nos genere ningún sentimiento de enojo, rencor u odio. Como dirían los especialistas, es poder recordar el tema sin carga emotiva, pero es muy difícil. Es imposible para el ser humano poder olvidar. La amnesia no existe en la mente conciente. Por más perdón que demos, jamás podremos olvidar lo que sucedió. Podremos no ponerle una carga emotiva, pero siempre tendremos presente la herida. La cicatriz del alma queda. Por eso dice el dicho: “Los hombres podemos perdonar, pero no olvidar”. Cuando estaba leyendo este pasaje, me sorprendió la grandeza de Dios.
En este punto, el hombre está igual que Dios. Dios también puede perdonar. En su generoso amor, perdona todos los pecados tuyos y míos sólo por misericordia. Nos libera de la condena de nuestros pecados y ofensas. Y Dios tampoco puede olvidar, porque Dios es Omnisciente, Él sabe todo. Como Dios tiene conocimiento de absolutamente todo, no se le puede pasar nada por alto. Dios tiene todo bien presente, pero porque nos perdona, tiene además esta Gracia: No se acordará más de nuestros pecados perdonados. Aunque no puede olvidarlos, tiene la suprema misericordia de guardarlos, esconderlos, y jamás usarlos nuevamente en nuestra contra.
Dios perdona y no se acuerda de aquello que hicimos. Para Él un pecado perdonado es guardado en el fondo del mar, y ya no lo tiene más presente, es sólo pasado. Jamás nos va a recriminar un error echándonos en cara pecados pasados. Jamás va a sacar la lista de nuestros pecados pasados para agredirnos, martirizarnos o vengarse. Dios no es como nosotros, Dios es perfecto.
¡Cómo no vamos a adorar a un Dios tan bueno! Hoy es un buen momento para detenerse y agradecerle a Dios esta maravillosa gracia que tiene con nosotros. Él perdona y nunca más se acuerda de los pecados cometidos.  

REFLEXIÓN - ¡Gloriosa misericordia de Dios!

Un gran abrazo y bendiciones.


Escrito por:   Daniel Pérez Cliffe - Devocional PC.    Fecha de publicación  10/22/2008 9:46 AM
Número de visitantes  2317


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad