BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Una fe valiente - Primer parte

En el "Salón de la Fama de la Fe" de Hebreos 11, solo se mencionan dos mujeres por su nombre: Sara, la esposa de Abraham (vs. 11), y Rahab, la ramera de Jericó (vs. 31). Sara fue una mujer piadosa, la esposa del fundador de la raza hebrea; y Dios utilizó su cuerpo consagrado para traer al mundo a Isaac. En cambio, Rahab era una gentil impía que adoraba dioses paganos y vendía su cuerpo por dinero. Humanamente hablando, Sara y Rahab no tenían nada en común. Pero desde el punto de vista divino, Sara y Rahab compartían la cosa más importante de la vida: ambas ejercieron una fe salvadora en el Dios vivo y verdadero. La Biblia no solo asocia a Rahab con Sara, sino que en Santiago 2:21-26 también está asociada con Abraham. Santiago usó los ejemplos de Abraham y Rahab para ilustrar el hecho que la verdadera fe para salvación siempre se demuestra con buenas obras. Pero todavía hay más: ¡la Biblia asocia a Rahab con el Mesías! Cuando usted lee la genealogía del Señor Jesucristo en Mateo 1, encuentra en la lista el nombre de Rahab (v. 5), aliado de Jacob, David, y de otros miembros famosos del linaje mesiánico. ¡Sin duda fue un gran avance, desde haber sido una prostituta pagana hasta convertirse en antepasada del Mesías! "Mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia" (Ro. 5:20). Pero recuerde que lo más importante acerca de Rahab era su fe. Esa es la cosa más importante en cuanto a cualquier persona, ya que "sin fe es imposible agradar a Dios" (He. 11:6). No todo lo que se denomina "fe" es, en realidad, fe verdadera, la clase de fe que se describe en la Biblia. ¿Qué clase de fe tuvo Rahab?

Una fe valiente (Jos. 2:1-7)
Tanto Hebreos 11:31 como Santiago 2:25 indican que Rahab había puesto su fe en Jehová Dios antes de que los espías llegaran por primera vez a Jericó. Al igual que la gente de Tesalónica, ella se había convertido " de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero" (1 Ts. 1:9). No fue como la gente de Samaria siglos después, que "temían a Jehová, y [al mismo tiempo] honraban a sus dioses" (2 R. 17:33). Jericó era una de muchas "ciudades-estado" de Canaán, cada una de las cuales era gobernada por un rey (véase Jos. 12:9-24).
La ciudad abarcaba unas tres a cuatro hectáreas, y hay evidencias arqueológicas que estaba protegida por murallas dobles de unos cinco metros de altura. La casa de Rahab estaba en el muro de la ciudad (2:15).
Mientras tanto, Jericó era una ciudad estratégica en los planes de Josué para la conquista de Canaán. Después de tomar Jericó, Josué podía atravesar todo el territorio para dividirlo; de esa manera sería mucho más fácil derrotar a las ciudades del sur para seguir después con las del norte.
Cuarenta años atrás, Moisés había enviado doce espías a Canaán; solamente dos de ellos habían dado un informe alentador (Nm. 13). Josué envió a dos hombres a espiar el territorio y especialmente para obtener información acerca de Jericó. Josué quería saber cómo habían reaccionado los habitantes de la ciudad ante la llegada del pueblo de Israel. Como Josué sabía que Dios ya le había entregado la tierra y la gente, el hecho de enviar espías no fue un acto de incredulidad (véase 1:11, 15). Un buen general quiere saber todo lo que pueda acerca del enemigo antes de ir a la batalla.
¿Cómo lograron los espías llegar a la ciudad sin ser reconocidos de inmediato como extranjeros? ¿Cómo se encontraron con Rahab? Ciertamente debemos creer en la providencia de Dios al ver cómo se desenvuelve este drama. Rahab era la única persona en Jericó que creía en el Dios de Israel, y Dios condujo a los espías directamente a ella.
Si usted desea aprender más sobre la vida de fe de Rahab, le invitamos a estudiar el libro de Josué. Estas lecciones las encuentra en la serie “Seamos Fuertes”, están disponibles en el ciclo de estudios de libros de la Biblia. Inscríbase hoy mismo y estudie, crezca, aprenda y desarrolle fe verdadera, en medio de un mundo verdadero.



Escrito por:   W. Wiersbe - Seamos Fuertes    Fecha de publicación  4/9/2012 3:53 PM
Número de visitantes  1426


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad