BBN Radio
Cómo ir al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Libros|Ayudas y Herramientas|
 

Privacidad

Artículos en BBN Media

Capítulo 8

Angelología - La Doctrina de los Ángeles

 

ANGELOLOGIA

I. Definición.
A. Expresión.
B. Explicación.
C. Designación.

II. Descripción.
A. Sus Personalidades.
B. Sus orígenes.
C. Su enumeración.
D. Sus habitaciones.
E. Sus características.
F. Sus atributos de perfección.
G. Sus gradaciones.
H. Su división.

III. Delineación.
A. Ángeles buenos.
B. Ángeles malos.

IV. Satanás.
A. Los Nombres y Títulos descriptivos de Satanás.
B. La Personalidad de Satanás.
C. El origen de Satanás.
D. La carrera de Satanás.
E. La ubicación de Satanás.
F. El carácter de Satanás.
G. La obra de Satanás.
H. La limitación de Satanás.
I. Nuestra actitud hacia Satanás.

Capitulo VIII

ANGELOLOGIA

Angelología es La Doctrina de los Ángeles.

I. DEFINICION

A. Expresión.

El que hace a los vientos sus mensajeros,
Y a las flamas de fuego sus ministros.” (Sal. 104:4).  El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende.” (Sal. 34:7).  “Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites? Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra.” (Sal. 8: 4, 5).   “Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.” (Mat. 25:41).   Ver también Génesis 19:1, 15; 24:7; 28:12; Salmo 103:20; Hebreos 1:7, 14; Mateo 11:10; Lucas 7:27.

B. Explicación.

1. Traducción de la palabra.  El Antiguo Testamento Hebreo y el Nuevo Testamento Griego traducen la palabra ángel como “embajador, mensajero, y ministros.”
a. La palabra se usa para mensajeros humanos.   Un mensaje de un hombre a otro:  “Cuando se fueron los mensajeros de Juan, comenzó a decir de Juan a la gente” (Lucas 7:24a).
b. La palabra se usa para mensajeros humanos llevando el mensaje divino.  “Entonces Hageo, enviado de Jehová, habló por mandato de Jehová al pueblo, diciendo: Yo estoy con vosotros, dice Jehová.(Hag. 1:13).  Ver también Galatas 4:14.
c. La palabra se usa para la providencia impersonal.  "Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; ” (II Cor. 12:7).
d. La palabra se usa para Obispos y predicadores.  “Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto:” (Ap. 2:1).   Ver también  Apocalipsis 1:20; 2:8, 12, 18; 3:1,7, 14.
e. La palabra se usa para demonios sin cuerpos. 
Mas los fariseos, al oírlo, decían: Este no echa fuera los demonios sino por Beelzebú, príncipe de los demonios.  (Mat. 12:24; 25:41).
f. La palabra se usa para seres celestiales.   Ver Génesis 18.
g. La palabra se usa para un ángel preeminente:  El Ángel del Señor. “se le apareció el Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía.” (Ex. 3:2).

2. Nota.  El término “ángel” no es un nombre personal, sino mas bien un título que describe un oficio

C. Designación.

Nosotros conocemos los nombres personales de 3 Ángeles:

1. Lucifer.  Este es el nombre que tenía el Diablo antes de caer.  Satanás es su nombre como criatura caída.  “¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones!” (Is. 14:12).

2. Miguel, el Arcángel.   Según las Escrituras hay un solo Arcángel.  Es mencionado en el libro de Daniel y Apocalipsis.  Miguel tiene que ver con la resurrección.  “Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda.” (Judas 9).  “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. ” (I Tes. 4:16).
a. Príncipe del pueblo de Daniel, los judíos.
b. Jefe de los ejércitos celestiales de Ángeles.

3. Gabriel.  Tenemos este nombre en Daniel y Lucas.  “Y oí una voz de hombre entre las riberas del Ulai, que gritó y dijo: Gabriel, enseña a éste la visión. ” (Dan. 8:16).  “Respondiendo el ángel, le dijo: Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios; y he sido enviado a hablarte, y darte estas buenas nuevas.”  (Lucas 1:19).  Ver también Daniel 9:21-27; Lucas 1:26, 27.

II. DESCRIPCION

A. La personalidad de los Ángeles.

Ellos son seres personales, y no influencias impersonales, tales como pensamientos, ideas, etc.  Pablo escribió:  "que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.” (II Tim. 2:25, 26).  Ver también II Samuel 14: 20; Apocalipsis 12:9, 12; 22: 8, 9.

B. Sus orígenes.

Ellos son seres creados, superiores al hombre, pero no son como los artistas los pintan.  Ellos aparentemente tienen cuerpos pero no como los nuestros.  Si nuestros ojos no estuviesen velados por la caída del hombre, seriamos aptos para verlos.  Eva vio a Satanás como un ángel de luz.  Los Ángeles no son seres eternos.  Aunque vivirán por siempre, ellos no han existido siempre, porque son seres creados.  Ellos fueron creados así como el ser humano, pero no como los seres humanos.  Un cristiano no se vuelve ángel cuando muere, sino que, en Cristo, él es más grande que lo que un ángel es.  “Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.”  (Col. 1:16).  Ver también Nehemias 9:6; Génesis 18:8; Lucas 24:37.

C. Su número o cantidad.

sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles, ” (Heb. 12:22).  “¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles?” (Mat. 26:53).  Una legión estaba compuesta por seis mil soldados; el Señor podría haber pedido 72000 Ángeles para que lo defendieran.  Ver también Daniel 7:10; Sal. 68:17.

D. Sus habitaciones.

La gran mayoría de los Ángeles mora en los cielos.  “Porque en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles de Dios en el cielo.” (Mat. 22:30).  Ver también Mateo 18:10; Lucas 2:13-15; Juan 1:15; Galatas 1:8; Apocalipsis 5:11; 7:11.

E. Sus características.

1. Los Ángeles son espíritus. “Ciertamente de los ángeles dice:  El que hace a sus ángeles espíritus, Y a sus ministros llama de fuego.” (Heb. 1:7).  Ver también Hebreos 1:14; Sal.104:4.

2. Los Ángeles son corpóreos.  Aunque son espíritus, ellos tienen cuerpos de cierta clase y se manifiestan físicamente.  Maria “y vio a dos ángeles con vestiduras blancas, que estaban sentados el uno a la cabecera, y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido puesto.”  (Juan 20:12).   Ver también Génesis 18:1-8; 19:1-3; Jueces 6.

3. Los Ángeles son masculinos.  Es un error decir que los Ángeles son asexuados.  Ellos siempre se han manifestado en forma de varones.  Siempre se usan pronombres masculinos en referencia a ellos.  “Y cuando entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado al lado derecho, cubierto de una larga ropa blanca; y se espantaron.  Mas él les dijo: No os asustéis; buscáis a Jesús Nazareno, el que fue crucificado; ha resucitado, no está aquí; mirad el lugar en donde le pusieron.” (Marcos 16:5,6).  Ver también Mateo 28:2-4; Lucas 1:26.

4. Los Ángeles son eunucos.  No existe registro alguno de ángel casado.  “Porque en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles de Dios en el cielo.”  (Mat. 22:30).  La Escritura citada no enseña que seremos sin sexo, enseña que no nos casaremos.

F. La perfección y atributos de los Ángeles.

1. Ellos no mueren.  Ellos nunca morirán, no cesarán de existir.  Ellos no envejecerán.  “mas los que fueren tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo y la resurrección de entre los muertos, ni se casan, ni se dan en casamiento.  Porque no pueden ya más morir, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios, al ser hijos de la resurrección.” (Lucas 20:35, 36).

2. Ellos son inmutables.  No hay materia en ellos que pueda cambiar.

3. No ocupan lugar.  Ellos no están sujetos a limitaciones, o espacio físico como nosotros  (Hechos 17:26).  De todos modos, no son omnipresentes
.

4. Ellos son poderosos.  Aunque no son omnipotentes o todopoderosos, ellos son más poderosos de lo que nosotros somos, pero inferiores a Dios.  “y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, ” (II Tes. 1:7).  Ver también Hechos 5:19; 12:5-11, 23; Sal. 103:20; II Pedro 2:10, 11.

5. Ellos son sabios.  Ellos poseen una inteligencia sobrehumana, pero no son omniscientes.  Uno de los propósitos de la predicación de Pablo fue “para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor,” (Ef. 3:10, 11).  Ver también II Samuel 14:17-20; Mateo 24:36; Marcos 13:32; I Pedro 1:10-12.

6. Ellos están subordinados.  Siempre están sujetos a Dios.  Aun el diablo está en esa categoría; nada puede hacer, si Dios no lo permite.  “quien (el Señor) habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a él están sujetos ángeles, autoridades y potestades.”  (I Pedro 3:22).  Ver también Hebreos 1:4-8, 13, 14.

G. Sus grados

1. El Ángel del Señor.  Este Ángel es presentado como ningún otro Ángel en las Escrituras.  El posee una posición que ningún otro ángel puede ocupar.  El es el mismo Señor Jesucristo.  El mismo se presento a Agar, a Abraham y a Gedeon.

2. El Querubín.  Este es el plural de Querub. Estos son seres poderosos, siempre conectados con el Trono de Dios.  Estaban presentes en el Jardín del Eden.  Fueron puestos allí para cuidar que Adán y Eva no regresaran al jardín.  Según las Escrituras, ellos parecen ser más que simples seres angelicales, porque están conectados con Dios como símbolos de Dios mismo.  Imágenes de Querubines de oro fueron hechas y colocadas sobre el arca.  Ese trono de misericordia es un tipo de Cristo; de modo que parece que los querubines están como protegiendo la obra de Cristo en amor y en luz.

3. El Querubín grande y protector.   No hay dudas que este fue Satanás antes de su caída. “Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas.”  (Ez. 28:14).

4. Los Serafines.   Estos seres angelicales se mencionan sólo en Isaías.  Ellos sirven al Señor de los Ejércitos.  “En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo.  Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban....Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas; ” (Is. 6:1,2,6).

5. Arcángel.   “Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda.” (Judas 9).  Ver también I Tesalonicenses 4:16.

6. Tronos.  “Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. ” (Col. 1:16).

7. Dominios.  Dios sentó a Cristo “a su diestra en los lugares celestiales, sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero; ” (Ef. 1:20, 21). Ver también Colosenses 1:16.

8. Principados.   “Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro” (Rom. 8:38, 39).  Ver también Colosenses 1:16; Efesios 6:12.

9. Poderes.  “para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, ” (Ef. 3:10).  Ver también Colosenses 1:16; Efesios 1:21.

10. Potestades.  Dios está en la reunión de los dioses;
En medio de los dioses juzga.  (Sal. 82:1).  Ver también Salmo 89:6.

11. Autoridades.  quien habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a él están sujetos ángeles, autoridades y potestades.” (I Pedro 3:22).

12. Dignidades. “No obstante, de la misma manera también estos soñadores mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de las potestades superiores.(Judas 8).  Ver también II Pedro 2:10.

H. Su división.

Los Ángeles están divididos en 2 grandes esferas morales:

1. Los Ángeles Santos o Ángeles de Dios.  “Jacob siguió su camino, y le salieron al encuentro ángeles de Dios.  Y dijo Jacob cuando los vio: Campamento de Dios es este; y llamó el nombre de aquel lugar Mahanaim.”  (Gen, 32:1, 2).  Ver también Mateo 25:31; Daniel 4:13.

2. Ángeles caídos o Ángeles de Satanás.  “Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo.  Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. ”  (Ap. 12:7-9).   Ver también II Pedro 2:4-6; Judas 6, 7.

Estos son llamados los Ángeles de Satanás; no fueron creados por él; llegaron a ser suyos por elección propia.  Todos los Ángeles fueron creados en santidad; poseyendo una libre voluntad, y ellos pudieron elegir servir a Dios o servir a Satanás.  Dios temible en la gran congregación de los santos, Y formidable sobre todos cuantos están alrededor de él.” (Sal. 89:7).  Ver también Mateo 18:10; 13:9; Marcos 8:38; Juan 8:34; II Pedro 2:4; Judas 6; I Juan 5:18.

III. DELINEACION

A. Ángeles buenos.

1. Su Adoración.  “Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice:
Adórenle todos los ángeles de Dios.” (Heb. 1:6 ).  Ver también Isaías 6:3; Juan 12:41; Apocalipsis 5:11, 12.  Se nos dice en Colosenses 2:18 que nunca debemos adorar ángeles.

2. Su Ministerio.
a. Revelación Angelical.  Ellos son capaces de traer la Voluntad de Dios a los hombres.  “Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, ,” (Heb. 2:2).  Ver también Daniel 8:16, 17; Lucas 1:11-13; Hechos 1:9-11.
b. Preservación Angelical.  Son enviados para ayudar a los santos de Dios.  Y él dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego sin sufrir ningún daño; y el aspecto del cuarto es semejante a hijo de los dioses. ” (Dan. 3:25).  Ver también II Reyes 6:15-18; Hebreos 1:14.
c. Estimulo Angelical.  Son enviados para animar a los hijos de Dios.  “Porque esta noche ha estado conmigo el ángel del Dios de quien soy y a quien sirvo, diciendo: Pablo, no temas; es necesario que comparezcas ante César; y he aquí, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo.  Por tanto, oh varones, tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho.” (Hechos 27:23-25).
d. Emancipación Angelical.  Ellos son enviados para librar a los hijos de Dios. “Mas un ángel del Señor, abriendo de noche las puertas de la cárcel y sacándolos, dijo:  Id, y puestos en pie en el templo, anunciad al pueblo todas las palabras de esta vida.” (Hechos 5:19, 20).
e. Sustento Angelical.  “El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.” (Mat. 4:11).  Ver también Lucas 22:43.
f. Conducción Angelical.  “Un ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: Levántate y ve hacia el sur, por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto.” (Hechos 8:26).  Ver también Génesis 24:7; Éxodo 23:20-23; Números 20:16; Hechos 10:3-8.
g. Administración Angelical.  Ellos ejecutan la voluntad de Dios.  Bendecid a Jehová, vosotros todos sus ejércitos, Ministros suyos, que hacéis su voluntad.  Bendecid a Jehová, vosotras todas sus obras,” (Sal. 103:21, 22).
(1) En Juicio.  Sean como el tamo delante del viento, Y el ángel de Jehová los acose.” (Sal. 35:5).  Ver también I Crónicas 21:15; II Reyes 19:35.
(2) Guardando a los salvos.  “En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo” (Dan. 12: la).  Ver también Hebreos 1:14.
(3) Guardando a los muertos.  “Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado.” (Lucas 16:22).
(4) Comunicando la Ley. 
Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa; y fue ordenada por medio de ángeles en mano de un mediador.” (Gal. 3:19).  Ver también  Hebreos 2:2.
(5) Acompañando a Cristo.  “y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, ” (II Tes. 1:7).
(6) Recogiendo a Israel.  “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria,” (Mat. 25:31).
(7) Cosechando al fin de los siglos.  
Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.” (Mat. 13:30).

B. Ángeles malvados.

Son los ángeles seguidores del Diablo.  Son aquellos para quienes esta preparado el infierno de fuego.

1. Su designación.  Son espíritus malignos; seductores, impuros, demonios.  “Cuando llegó a la otra orilla, a la tierra de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, feroces en gran manera, tanto que nadie podía pasar por aquel camino.”  (Mat. 8:28).  Ver también Mateo 9:33; 10:1; 12:43; Marcos 1:26; 5:2-5; 9:17, 20; Lucas 6:18; 9:39.

2. Su División.
a. Caídos y libres.  Efesios 6:12
b. Caídos y encarcelados.  “Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio; ” (II Pedro 2:4).  Ver también Judas 6.

3. Los Ángeles libres.
a. Sus actividades.
(1) Pueden poseer cuerpos de seres humanos.  “Y los que lo habían visto, les contaron cómo había sido salvado el endemoniado.” (Lucas 8:36).
(2) Voluntariamente pueden desalojar los cuerpos.  “Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo halla.” (Mat. 12:43).
b. Sus energías
(1) Pueden derribar a un hombre sin herirlo.  “Y Jesús le reprendió, diciendo: Cállate, y sal de él.  Entonces el demonio, derribándole en medio de ellos, salió de él, y no le hizo daño alguno.” (Lucas 4:35).
(2) Pueden derribar y sacudir una persona. 
Y mientras se acercaba el muchacho, el demonio le derribó y le sacudió con violencia; pero Jesús reprendió al espíritu inmundo, y sanó al muchacho, y se lo devolvió a su padre.”  (Lucas 9:42).
(3) Pueden llevar personas al desierto.  “(Porque mandaba al espíritu inmundo que saliese del hombre, pues hacía mucho tiempo que se había apoderado de él; y le ataban con cadenas y grillos, pero rompiendo las cadenas, era impelido por el demonio a los desiertos.)” (Lucas 8:29).
c. Características.
(1) Algunos son sordos.  “Y cuando Jesús vio que la multitud se agolpaba, reprendió al espíritu inmundo, diciéndole: Espíritu mudo y sordo, yo te mando, sal de él, y no entres más en él.” (Marcos 9:25).
(2) Algunos son mudos. 
Y respondiendo uno de la multitud, dijo: Maestro, traje a ti mi hijo, que tiene un espíritu mudo,” (Marcos 9:17).
(3) Algunos son mentirosos. 
El dijo: Yo saldré, y seré espíritu de mentira en boca de todos sus profetas. Y él dijo: Le inducirás, y aun lo conseguirás; vé, pues, y hazlo así.” (I Reyes 22:22).
(4) Algunos son inmundos.  “Y cuando Jesús vio que la multitud se agolpaba, reprendió al espíritu inmundo,” (Marcos 9:25a).
(5) Algunos son seductores.  “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;” (I Tim. 4:1).
d. Su poder.  Es tremendo.
(1) Ellos controlan los cuerpos de hombres y de bestias.  (Marcos 5:8-13) Gadara.
(2) Ellos provocan enfermedades físicas.  “Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado dieciocho años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en el día de reposo?” (Lucas 13:16).
(3) Ellos provocan enfermedades mentales. 
Y siempre, de día y de noche, andaba dando voces en los montes y en los sepulcros, e hiriéndose con piedras.” (Marcos 5:5).
(4) Ellos provocan impureza moral.  
Y cuando salió él de la barca, en seguida vino a su encuentro, de los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo, ” (Marcos 5:2).  Ver también Mateo 10:1.
e. Su existencia.  La palabra “diablo” es mejor  traducida “demonio.”  Hay un solo Diablo, pero muchos demonios, el Diablo es príncipe sobre los demás.  Y ciertamente hay al presente lo que llamamos posesión demoníaca.  Poseídos por demonios suelen manifestar fuerza sobrenatural; ellos están totalmente controlados por demonios.

Es bueno apuntar que los demonios siempre hablan por la boca de los poseídos. Los demonios en estas personas, reconocen al Señor Jesús, y el distinguió entre el demonio y el hombre.  A los demonios no les agrada ser descorporizados; ellos  prefieren ser arrojados a una manada de cerdos (Marcos 5:1-20).
f. Su evidencia.  El demonismo no se limitó a la época de Cristo.  Hay evidencias de que existía antes de su primera venida:
(1) Los 4 Evangelios presentan el demonismo como un tema conocido.
(2) La gente no se sorprendía frente a las posesiones demoníacas.
(3) Los judíos echaban demonios por sus poderes. (Mat. 12:27).
(4) Después de Cristo, los apóstoles entraron en contacto con el demonismo (Mateo 10:1; Marcos 16:17; Hechos 8:7).
(5) Aparece el demonismo en las epístolas cristianas (Ef. 2:2, 6).

4. Los Ángeles encarcelados.
a. Sus pecados.  “Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio; ” (II Pedro 2:4).   Este texto nos muestra claramente que estos ángeles no estuvieron en la rebelión original con Satanás.  La caída de Satanás ocurrió antes del tiempo de Adán; los ángeles referidos aquí pecaron después de la caída de Adán.

Aparentemente estos serían “los hijos de Dios,” que se casaron con “hijas de hombres.”   “Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. . . . Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.” (Gen. 6:1,2, 4).

Algunos sostienen que los “hijos de Dios” eran los hijos de Set, y que las “hijas de los hombres” eran las hijas de Cain.  Pero, “como pudieron los hijos de Set engendrar hijos de Dios?”

Otros sostienen que los “hijos de Dios” eran hombres regenerados, que se casaron con mujeres no regeneradas, llamadas las “hijas de los hombres.”  Pero eso también ocurre en nuestros días sin que nazca ningún gigante de esa unión en yugo desigual.

Para estar seguros de la correcta interpretación, observemos otros “hijos de Dios” que aparezcan.  Hay varias personas llamadas hijos de Dios en la Escrituras:

1. Jesucristo, el Hijo de Dios por relación a Dios.
2. Adán, un hijo de Dios, por creación.  (Lucas 3:38).
3. Ángeles, hijos de Dios por creación.  (Job 1, 2).
4. Hombres regenerados, hijos de Dios  por regeneración y por adopción.

Recuerden, nosotros no solo somos hijos de Dios por regeneración; seremos declarados hijos por adopción, al momento de la redención de nuestros cuerpos.

Observando y eliminando posibilidades “los hijos de Dios” son: Cristo es eliminado, y Adán también, porque había muerto hacía ya tiempo.  Tampoco podrían ser hombres regenerados porque la adopción de hijos todavía no había ocurrido.  Esto nos lleva sólo a los ángeles.

Ahora surge naturalmente una pregunta,  “¿No dice la Escritura que los ángeles no se pueden dar en casamiento?”  La Escritura dice que ellos no se pueden dar en casamiento en el cielo.  El hombre se casa aquí, pero no se casará en el cielo.  Entonces, ¿cómo pudieron ellos casarse con las hijas de los hombres?  No sabemos, pero entendemos que los siguientes versículos comprueban, sin dudas, que ellos lo hicieron.  Ya hemos citado Judas 6, pero lo haremos citando también versículo 7.   “Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día; como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.” (Judas 6, 7).  Entendemos que estos versículos dicen que estos ángeles pecaron a la similitud de la gente de Sodoma y Gomorra.

Esta unión generó una raza de gigantes, en estatura y en pecados, que fueron destruidos en el diluvio.

La posesión demoníaca avanzó en los días previos al diluvio; y el Señor Jesús nos ha revelado que, “como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.” (Mat. 24:37).  La posesión demoníaca avanzará a pleno durante la Gran Tribulación (Ap. 12), antes de la revelación de Cristo en su segunda venida.
b. Su posición.  Fueron echados dentro del Tártaros, la prisión mas interna del Hades, encadenados en oscuridad, esperando el día del juicio (II Pedro 2:4).

IV. SATANAS


A. Sus Nombres y Títulos descriptivos.

1. Satanás.  Este nombre significa “adversario, acusador.”  “Satanás se paró contra Israel, y provocó a David a contar al pueblo” (I Cron. 21:1).

2. Diablo.  Este nombre significa “calumniador, acusador, engañador.”  “Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; ” (Ap. 20:2).

3. Beelzebub.  Este es el príncipe de los demonios.  Originalmente significa “Señor de las moscas”; los judíos luego cambiaron su significado a “Señor de la colina del estiércol.”  “Pero los escribas que habían venido de Jerusalén decían que tenía a Beelzebú, y que por el príncipe de los demonios echaba fuera los demonios.” (Marcos 3:22).

4. Belial.  Esto significa "bueno para nada.”  “que han salido de en medio de ti hombres impíos que han instigado a los moradores de su ciudad, diciendo: Vamos y sirvamos a dioses ajenos, que vosotros no conocisteis; ” (Deut.13:13).

5. El Maligno.  Aquel que no tiene reverencia a Cristo.  “Os he escrito a vosotros, padres, porque habéis conocido al que es desde el principio. Os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno.(I Juan 2:14).  Ver también I Juan 2:13; Mateo 6:13.

6. El príncipe de este mundo.  El mundo político, el de los negocios y la sociedad están bajo su dominio.  Eso se manifestó cuando el Señor Jesucristo fue tentado personalmente por el diablo (Mateo 4; Lucas 4).  “Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera.” (Juan 12:31).  Ver también Juan 14:30; 16:11.

7. El dios de este siglo. 
en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.” (II Cor. 4:4).

8. El príncipe de la potestad del aire.  “en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia.” (Ef. 2:2).

9. La serpiente antigua.  “Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.” (Ap. 12:9).  Ver también Apocalipsis 12:3; 20:2.

10. El dragón.   “Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; ” (Ap. 20:2).

11. El malvado.   “Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca.” (I Juan 5:18).

12. Ángel de luz.  “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.(II Cor. 11:14).

13. Padre de la mentira.   “Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.(Juan 8:44).

14. Homicida.  “El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. ” (Juan 8:44b).  Ver también I Juan 3:12-15.

15. León rugiente. 
Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; ” (I Pedro 5:8).

16. Gobernador de las tinieblas.  “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” (Ef. 6:12).

B. La personalidad de Satanás.

Negar que Satanás es un ser o persona es negar la Palabra de Dios.  Las Escrituras enseñan que Satanás es tan persona como el Señor Jesucristo lo es.

C. El origen de Satanás.

Satanás es un ser creado (Ez. 28:15).  Tenía la posición del más grande de los seres angelicales, “Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas. ” (Ez. 28:14).

Su nombre, Lucifer, significa “hijo de la mañana.”  Fue creado en belleza perfecta (Ez. 28:12, 17).  Algunos creen que era el director de coros en el cielo, pues los primores de sus tamboriles y flautas estuvieron preparados para el en el día de su creación. (Ez. 28:13).  Otros preguntan, “¿acaso no habla Ez.28 del rey de Tiro?”  Sí, al principio, pero el escritor inspirado avanza más allá del rey de Tiro, y habla de lo que una persona humana no podría cumplir, “estuvo en Edén” (Ez. 28:13).  ¿Quién podría ser sino Satanás?  Era perfecto en sus caminos (Ez. 28:15) hasta que se halló pecado en él.

D. La carrera de Satanás.

¿
Cuál fue el pecado que causó que Lucifer llegara a ser el Diablo?  Fue el pecado original en todo el universo: orgullo.  “sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.” (Is. 14:14).  El pecado de orgullo fue causado por elegir su propia voluntad por encima de la voluntad de Dios.  “yo seré” fue el pecado original en todo el universo creado.

Luego apareció en el Jardín del Edén y empujó a toda la raza humana al pecado y a la muerte.  Luego vino a Job y tornó su vida miserable.  Luego tentó a David para censar al pueblo.  Luego tentó a Cristo (Mateo 4) y también a Pedro (Lucas 22:32). Luego estorbó a Pablo en su grandiosa obra (I Tes. 2:18).  Y también arranca la Palabra sembrada en los corazones de las personas (Marcos 4:15).

E. La ubicación de Satanás.

El tiene acceso al Trono de Dios, ya que acuso a Job, y sabemos que es el acusador de los hermanos.  “porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.” (Ap. 12: l0c).  Es un error pensar que el diablo vive en algún sector del infierno; aun tiene acceso a las esferas celestiales. 

F. El carácter de Satanás.

1. Tiene gran Dignidad.   Sus títulos muestran eso.  “Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera.” (Juan 12:31).  Ver también Judas 8, 9; II Corintios 4:4.

2. Tiene gran poder.  Dios (Jesús) envió a Pablo a los gentiles “
para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.” (Hechos 26:18).  Ver también Job 1:10-12; Lucas 11:14, 18; Efesios 6:11, 12.  El mundo entero sin Cristo está debajo de él.

3. Tiene gran astucia y engaño.  “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.” (II Cor. 11:14).  Ver también Mateo 24:24; II Corintios 2:11.

4. Tiene gran maldad.  “El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.” (I Juan 3:8).  Ver también II Corintios 4:4.

5. Tiene gran miedo.  “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.” (Sant. 4:7).

G. La obra de Satanás.

1. El es el autor del pecado y quien tienta a pecar.  “Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.” (Mat. 4:1.)

2. El produce enfermedades y tiene poder de muerte.  “Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, (Heb. 2:14).  Ver también Lucas 13:16; Hechos 10:38.

3. El mantiene enlazados a los hombres.  “que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.” (II Tim. 2:25-26).

4. El quita la Palabra sembrada en los corazones.   “Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino.” (Mat. 13:19).

5. El coloca propósitos malvados en los corazones. 
ni deis lugar al diablo.” (Ef. 4:27).

6. El enceguece mentes.  
en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.” (II Cor. 4:4).

7. El abofetea hombres.  “Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera;” (II Cor. 12:7).

8. El acusa a los hombres delante de Dios.  “porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. ” (Ap. 12:l0c).

9. El puede colocar ideas en un hombre.  “Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, que le entregase,” (Juan 13:2).

10. El sembró cizaña entre los hijos de Dios.  “El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo.  El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles.” (Mat. 13:38, 39).

11. Puede ganar ventajas en medio nuestro. 
Y al que vosotros perdonáis, yo también; porque también yo lo que he perdonado, si algo he perdonado, por vosotros lo he hecho en presencia de Cristo, para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.” (II Cor. 2:10, 11).

12. El resiste y acusa a los siervos de Dios.  “Me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel de Jehová, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle.” (Zac. 3:1).  Ver también Daniel 10:13.

13. El se opone y estorba a los siervos de Dios.  “por lo cual quisimos ir a vosotros, yo Pablo ciertamente una y otra vez; pero Satanás nos estorbó.” (I Tes. 2:18).

14. El zarandea a los siervos de Dios.  “Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; ” (Lucas 22:31).

15. El somete al mundo entero. 
Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.” (I Juan 5:19).

H. Las limitaciones de Satanás
.

1. El no es Omnipresente.  El puede estar solamente en un lugar a la vez.  El es un ser creado, y un ser creado no puede estar en 2 lugares a la vez.  El no está en todos lados, pero sus seguidores (demonios) pueden estar en muchos lugares.  El puede moverse rápidamente por la ayuda de sus agentes (Lucas 10:18).

2. El no es Omnisciente.   El es sabio; demasiado sabio para nosotros, pero el no es todo sabio.  El Diablo conocería menos si nosotros le informáramos menos.  El espiritismo no son solo artimañas.  Es demonismo, controlado por el diablo.  Nadie puede comunicarse con los muertos, pero el diablo y sus ángeles saben acerca de los muertos y comunican este conocimiento a sus mediums.

3. El no es Omnipotente.  El no es todopoderoso, pero tiene mas poder que nosotros.  El esta limitado por la Palabra de Dios.  Un buen ejemplo de esto lo encontramos en Job 1 y 2.

I. Nuestra actitud hacia Satanás.

1. Los derechos retentivos deben ser reclamados por el creyente.  “Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.” (Ap. 12:11).  Ver también Efesios 6:16; Hebreos 2:14; Colosenses 2:15; I Juan 3:8.

2. El creyente debe apropiarse de todo su equipamiento.  “Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.  Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.” (Ef. 6:10, 11).  Ver también Efesios 6:12-18.

3. Debemos mantener estricto dominio propio.  “ni deis lugar al diablo.” (Ef. 4:27).

4. El creyente debe ejercer vigilancia.  “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;” (I Pedro 5:8).  Ver también II Corintios 2:11.

5. El creyente debe ejercer resistencia.  “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.”
(Santiago 4:7).  Ver también I Juan 2:14.

 

Escuchando BBN

En Vivo:
Perspectiva
Juan López
Testimonios

Login                                                                                          Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad